Mundo

Jovencita murió luego de que su paracaídas no se abriera.

Jovencita murió luego de que su paracaídas no se abriera.

Una joven paracaidista de 23 años edad murió violentamente luego de que su paracaídas no abriera tras haber saltado desde mil metros de altura.

La víctima identificada como Romane Hourcastagnou murió cuando realizaba actividades de paracaidismo junto con un grupo de 10 personas en un aeródromo de Estrasburgo, Francia.

De acuerdo con las autoridades y con los testigos, la fallecida joven ya tenía experiencia en este tipo de saltos de caída libre, incluso se mencionó que Hourcastagnou ya había saltado al menos en 100 ocasiones.

Por lo que tras este accidente, las autoridades iniciaron una investigación para determinar si su paracaídas fue manipulado o si en efecto se trató de un hecho desafortunado para la joven.

Mientras la joven caía desconsoladamente hacía el suelo, el grupo de paracaidistas con el que se encontraba, trató de ayudarla realizando maniobras para tratar de salvarle la vida.

Sin embargo, pese a los esfuerzos, no lograron salvarla de la inminente caída de mil metros, por lo que los testigos solo pudieron observar con impotencia la abrupta caída de su compañera.

Según señalan diversos medios de Francia, Romane Hourcastagnou fungía como oficial de policía y ya contaba con un año de experiencia practicando el paracaidismo en el Centro Regional de la Escuela de Paracaidismo.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba